COMUNICACIÓN

13 de marzo de 2020

Creatividad y solidaridad al servicio del coronavirus

En tiempos de crisis, la creatividad vuela, y las marcas no iban a ser menos. En el post os ponemos ejemplos, ¡no os lo perdáis!

Escrito por: Irene Ballesteros

Una mujer viaja por trabajo a Hong Kong, al volver no se encuentra bien, los médicos lo achacan al jet lag pero, a los pocos días, fallece. Se desconocen los motivos de un fallecimiento tan repentino y otras personas empiezan a mostrar los mismos síntomas hasta que… surge una pandemia global.

¿Ficción o realidad? Este pequeño relato es la sinopsis de la película Contagio de Steven Soderbergh, aunque podría ser la apertura de cualquier informativo hablando sobre el COVID-19.

En España y otros muchos países estamos viviendo en los últimos días una situación desconocida, cuarentenas para familias enteras, supermercados desabastecidos, fiestas nacionales canceladas…; pero, hay quien se lo toman con humor, como el creador de la cuenta de Twitter @CoronaVid19 echa mano de la ironía ante los más de 600 mil seguidores de su perfil con ingenios como este:

coronavirus

Pero, ¿cómo han reaccionado las empresas? ¿Han adaptado sus mensajes a las necesidades de sus públicos en esta situación?

La comunicación es siempre esencial y más en un periodo de crisis. Se debe planificar con tiempo una estrategia para saber cómo hacer frente a las posibles consecuencias y poder adaptarse a la situación. Uno de los mejores ingredientes para hacerlo es la creatividad.

Pongamos ejemplos. El Grupo HEARST ha decidido ofrecer sus contenidos de forma online y gratuita, anunciando que sus 19 publicaciones (ELLE, Diez Minutos, Cosmopolitan, etc.) estarán disponibles desde la plataforma ‘Kiosko y más’ lo que según ellos es “un pequeño gesto para que nadie se sienta solo en su casa ante este desafío”.

Afortunadamente, Internet ofrece recursos que pueden ayudar a los más pequeños durante los días que van a estar sin colegio. Es el caso de  Smartick, que ofrece su método online de matemáticas para niños de forma gratuita durante 15 días

También una de las primeras en reaccionar ha sido Uber Eats. La empresa de reparto a domicilio ofrece un 90% de descuento a los nuevos usuarios con el primer pedido simplemente descargando la app e introduciendo el código ‘Notelajuegues’.

Siguiendo con comida, la cadena Burger King se ha unido también a la fiesta de los códigos de descuento y ofrece un 20% de reducción en los pedidos con la frase ‘MEQUEDOENCASA’ en tu pedido a domicilio.

coronavirus

Aunque, no todo no va a ser fast food. En el extremo opuesto, Decathlon ha aprovechado este periodo y la recomendación de las autoridades de no salir para ofrecer descuentos en productos para hacer deporte en casa.

coronavirus

Nautalia, la compañía de viajes, también ha decidido utilizar la creatividad y ha lanzado su seguro de viajes con el hashtag #NosHemosCoronado, un seguro de cancelación en 24 horas que garantiza la devolución íntegra del importe del viaje, ayuda sanitaria y la cobertura de todo tipo de accidentes, un movimiento arriesgado por la recomendación de no viajar, pero inteligente. Y, hablando de viajar, la industria hotelera ya se ha visto afectada por esta recomendación, algunos como Kike Sarasola, fundador de Room Mate Hotels, ha declarado que pondrá dos de sus hoteles en Madrid a disposición para hacer frente a la crisis sanitaria.

Esta crisis tendrá un gran impacto sobre las pymes y autónomos, por esta razón, Naturgy ha decidido aplazarles las facturas de la luz y el gas con el objetivo de mitigar el impacto en sus cuentas.

Y aunque no hayan hecho ninguna acción concreta, no podemos olvidarnos de las plataformas de streaming (Netflix, HBO, Amazon Prime, etc.) que ya se han visto beneficiadas por el aumento de la audiencia y la demanda de sus servicios está en su mejor momento.

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo las empresas pueden buscarle una vuelta a esta situación para repensar sus estrategias de comunicación y verse lo menos afectadas posible por este colapso mundial en el que estamos ahora mismo inmersos. No es fácil comunicar en épocas como esta, se deben medir bien las palabras y, sobre todo, no aprovecharse de la desgracia de millones de personas ni pecar de oportunismo. Algo muy importante también es no propagar el miedo entre la población y huir de las fake news.

La situación parece que va para largo, pero no puede reinar el caos sino la responsabilidad de todos. Internet ahora nos da la posibilidad de seguir conectados, haciendo una vida ‘normal’ y comunicando como lo hacíamos antes, sólo hace falta ponerle un poco de creatividad a la situación 😊.

SOBRE EL AUTOR

Irene Ballesteros

Ejecutiva de cuentas

Adicta a las redes sociales y a las compras un poco también. Unos le llaman el libro gordo de petete millenial, otros Irene.

También podría interesarte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario